sábado, 19 de diciembre de 2009

El Sexo en el Satanismo


"Cada uno ha de decidir por sí mismo qué forma de actividad sexual resulta más acorde con sus preferencias individuales."

Anton LaVey (La Biblia Satánica)

Para la mayoría de las personas el satanismo es una religión que impone el sexo en grupo y que la actividad sexual es el factor primordial del mismo.

Esta es una idea equivocada, en la Bíblia Satánica LaVey no promueve el sexo compulsivo, al contrario, plantea la libertad sexual, y cuando nos referimos a libertad decimos que ésta se expresa en todos sus matices, desde la monogamia, hasta dar rienda suelta a todos tus deseos.

Para algun@s es antinatural la infidelidad y tener varias parejas, otr@s sienten frustración en la monogamia. Obligarse a sí mism@ a esforzarse por tener la mente abierta con respecto al sexo es tan perjudicial como dejar insatisfecha una necesidad sexual.

Está permitido en el satanismo la heterosexualidad, homosexualidad, bisexualidad y hasta la asexualidad si así lo ha elegido la persona.

Todo fetiche o perversión(travestismo, sadismo, masoquismo, urolagnia, exhibicionismo, etc...) también es aceptado siempre y cuando no involucre a nadie que no lo desee.

Otras personas deciden no tener sexo, o sea, son asexuales, porque prefieren canalizar sus energías en su trabajo, en el arte u otras actividades y están en su derecho, nadie los condenará por ello, aunque lo importante es que esta persona sepa que está sublimando su sexualidad.

El satanismo alienta cualquier actividad sexual siempre y cuando no haga daño a nadie. Tu permisividad no tiene por qué herir a tus amigos o familiares "mojigatos", no tienes que hacer ostentación de ella, ahora, si a pesar de tus esfuerzos por mantener tu privacidad, ellos averigüan tus inclinaciones no debes sentirte culpable ni por dichas inclinaciones ni por la posible reacción de tus seres queridos.

No tiene sentido emanciparte sexualmente para luego temer todo el tiempo la sensibilidad de los mojigatos.

Otras personas disfrutan cuando les hacen daño, los masoquistas. Para estas personas es vital este detalle que de no obtenerlo es tan dañino y frustrante para él o ella como para aquél que no lo desea.

Por otra parte el sádico sexual disfruta complaciendo a los masoquistas, el término sádico se utiliza a nivel popular para describir una persona cruel en general, pero el verdadero sádico ,"equilibrado", seleccionará a la gente con la cual gastará su energía y con la cual tendrá complicidad y estará encantado/a de complacer al masoquista.

Aparte de estas excepciones el satanista no causará perjuicio intencionadamente a otros violando sus derechos sexuales. Por tanto el satanismo no defiende la violación, la pederastia, el abuso a los animales o cualquier otro tipo de actividad sexual que suponga la participación de quienes sean incapaces de decidir o por su inocencia se vean compelidos a hacer algo en contra de sus deseos o les afecte sicológicamente.

6 comentarios:

  1. ME OARESE EXELENTE EL DIALOGO PERO DIFUNDANLO MAS

    ResponderEliminar
  2. jajajajajaja ps.. tengo una famili catolica extremista y yo soy por asi decirlo la oveja negra de la familia me encanta el satanismo... yo digo que esta bien, el ser satanico no tiene por que herir a las personas ni tratarlas mal.. se canaliza todo mel odio al hipocrita de el blasfemo dios... ser satanista=ser una personal moral

    ResponderEliminar
  3. HIJOS DE PERRA TODOS UDS ESTAN MAL MAL PARIDOS DE MIERDA, A UDS LES DEBERIAN DE DAR MUERTE POR ESTUPIDOS... TMR ME DAN COLERA ANIMALES DE MIERDA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. Haceros un favor a vosotros mismos y hecad un ojo a la conversion del ex guitarrista de korn

    ResponderEliminar
  5. Que buena filosofía sobre todo lo que tiene que ver con la sexualidad.

    ResponderEliminar