viernes, 6 de noviembre de 2009

El Satanismo



Anton Szandor Lavey inspirado en la filosofía vitalista de Nietzche crea la llamada Iglesia de Satán. A un país tan religioso como Estados Unidos no le pasaría desapercibido un título tan llamativo.

Creía en la libertad del individuo y en un decir sí a la vida en lugar de negarla tal como hacen los cristianos en un nihilismo que ha coartado el espíritu occidental durante dos mil años.

El Satanismo expresa el sano egoismo que todo ser humano que se respete a sí mismo y sus instintos debe conservar.

El nombre de Satán es sólo utilizado a modo de representar todo lo opuesto a la moral cristiana, pero esta religión sólo replica el espíritu aristocrático de los antiguos paganos antes de ser absorbido por la filosofía de Platón, la cual influyó en el cristianismo y de éste a todo el mundo.

El satanismo laveyano es una religión fundada en 1966 por Anton Szandor LaVey. Su doctrina se basa en el individualismo, el hedonismo y la moral del «ojo por ojo, diente por diente».

A diferencia de los satánicos teístas, los satánicos laveyanos son ateos, agnósticos y deístas que consideran a Satán un símbolo de la naturaleza inherente al hombre. De acuerdo con la página Web www.religioustolerance.org, el satanismo laveyano es «un pequeño grupo religioso que no guarda relación con ninguna otra fe, cuyos miembros son libres para satisfacer sus impulsos de manera responsable, mostrar su amabilidad a los amigos y atacar a los enemigos». Sus creencias están recogidas en la Biblia Satánica , que está supervisada por la Iglesia de Satán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada