sábado, 14 de noviembre de 2009

El Satanista-Anticristo en El Sermón del Monte I


Este sermón comienza con las bienaventuranzas en el capítulo 5 de Mateo y termina en el capítulo 8 del mismo libro, donde Jesús reivindica a todos los debiles, perdedores y vulgares en contra de aquellos que han luchado en la vida y que ésta, al contrario de la moral cristiana, sí premia por ser los más fuertes.

En el artículo anterior dijimos que el sermón del monte nos da una idea de lo que es un satanista-anticristo, ahora lo veremos.

Comencemos por las bienaventuranzas:

Mateo Capítulo 5

3) Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.

En eso tiene razón el Maestro de los cristianos, esos sólo tendrán el "Reino de los Cielos", que de momento es imaginario. Un "pobre de espíritu" según E. G. Waite la lider de los adventistas es " sentir nuestra deficiencia y necesidad porque hemos pecado y estamos destituídos de la gloria de Dios."

-Pues un satanista- anticristo es alguien que está orgulloso, no es un pusilánime, no tiene culpa porque no se siente destituido de la gloria de ningún "Dios", más bien, se afirma en la vida porque hasta que se demuestre lo contrario, es la única que tiene. No es un perdedor como el "pobre de espíritu", su moral es superior: La moral aristocrática sólo permitida a unos pocos, una moral más allá del bien y del mal.

4) Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.

Esto dijo un pastor sobre este pasaje: "los bienaventurados son aquellos que tienen un corazón que llora, que tienen un alma quebrantada. Éstos recibirán consolación. No simulan, sino que lloran de verdad. Ellos ven su miseria. Han conocido los fracasos. Ellos añoran el día en que se manifiesten las cosas verdaderas, inconmovibles. ¡Cuántas veces estos bienaventurados han llorado anhelando la venida del Señor! Están cansados por la adversidad, los padecimientos, la persecución. Por eso lloran. "

Este bienaventurado lo mejor que puede hacer es pegarse un tiro porque sólo ve su miseria hasta el día que "aparezca el señor" y se manifiesten las cosas "inconmovibles".

Además de estar cansado con los vaivenes de la vida en su cobardía tiene terror al devenir, al cambio constante que es la vida transformándose en cada momento y se aferra a su "Dios" a ver si las cosas dejan de moverse porque le producen vértigo.

-El satanista-anticristo tiene una visión del mundo diferente. Sabe que la vida es un devenir constante, que el cambio es la misma naturaleza, no trata de aferrarse desesperadamente a algo invisible creado por otros para luego llorar esperando que pase la tormenta de la vida.

-Está feliz por el privilegio de estar vivo en salud y sabe ocupar su puesto en la existencia, no piensa en problemas, sino en soluciones, no se siente culpable por "su pecado", porque sabe que no hay culpa, ni en consecuencia redención, sólo la inocencia del devenir.A eso le llama Nietzche "pensamiento trágico". Por eso no llora.

5) Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.

Ese mismo predicador define a los mansos así:

"Los mansos son los que se someten a los designios de Dios. Son los que inclinando su cabeza, dicen: ´No sé por qué lo hiciste, Señor, pero lo acepto. No entiendo tus razones, pero inclino mi cabeza ante ti. No sé por qué viene de nuevo esta prueba, este vendaval, pero, Señor, tú eres Dios, tú eres Rey, y yo sólo soy un siervo.´ Los mansos son sumisos, son suaves de tratar, no tienen aristas."

-El satanista-anticristo no se somete a los designios de nadie que no represente una autoridad real y visible y que este sometimiento no le gratifique a cambio. No ve las adversidades como pruebas, sino como cosas del devenir, "la vida es así" dice él y en vez de buscar el paraguas de "Dios" para superar el vendaval, se proteje bajo techo seguro con soluciones reales.

-El satanista-anticristo no es sumiso, hará valer sus derechos y los impondrá mientras pueda.

6) Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.

Ahora el predicador interpreta este pasaje así:

"Tener hambre y sed de justicia no consiste en querer que se nos haga justicia de alguna injusticia, sino en tener un deseo profundo de rectitud, de santidad. Los que tienen hambre y sed de justicia son los que quieren ser justos, perfectos, los que aborrecen la mediocridad de una vida en la carne, los que aborrecen la inconstancia de su corazón. ¡Éstos serán saciados!"

-El satanista-anticristo vive su vida en la carne y en los placeres de ésta sin pensar que peca, sino que lo asume como parte intrínseca de su vida, la inconstancia de su corazón no le preocupa, la naturaleza es cambiante. El satanista-anticristo ya está saciado en esta vida, no espera "otra vida" para lograrlo, invertiren esfuerzos y privaciones para otra vida que ni siquiera vé le parece de lo más absurdo.

7) Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.

-El satanista sólo será misericordioso con quien lo merezca. Hay cosas que no se perdonan por mucho que lo diga la moral cristiana. Si eres cristiano/a sabes que digo la verdad y si lo niegas, te estás engañando a tí mismo/a.

8) Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

La palabra limpio significa: libre de impurezas, sin tacha, puro.

Como se puede ver el Cristianismo es un Platonismo para las masas, es Platón quien crea la idea de un bien puro y absoluto y esta idea se infiltra entre los cristianos.

-El satanista-anticristo sabe que los juicios morales son arbitrarios de una cultura a otra y lo que a una le parece bien a la otra le parece mal. Por lo que él fabrica su propia moral según su conveniencia, siempre y cuando no dañe a otro.

-El satanista-anticristo sabe que existen las leyes sociales humanas sin las cuales es imposible vivir en comunidad y éstas y sólo éstas respetará. En lo demás seguirá sus propios instintos en base a su conveniencia y sin hacerse daño y sin causarse dolor o sufrimiento a sí mismo/a.

9) Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.

-El satanista será pacífico siempre y cuando no se le agreda en cualquier sentido, no pondrá la otra mejilla si es herido, no ama a sus enemigos, más bien los odia, no vencerá el mal con el bien, sino que puede ser vengativo.


10) Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia,porque de ellos es el reino de los cielos.

Los cristianos nunca han sido perseguidos por la justicia, sino por "raritos", por ir en contra de las leyes en los diferentes lugares donde vivían e irrespetar las religiones ajenas con su intolerancia.

-El satánico-anticristo respeta las leyes sociales, tolera a todos los demás dioses y religiones porque piensa que cada cual es libre de pensar lo que quiera. No es perseguido ajustándose a las normas de la sociedad además de que el "reino de los cielos" no le interesa. Está muy bien aquí.

11 Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo.

Los cristianos son los únicos que han vituperado a los que no creían en sus ideas, de hecho la mayoría de los martires cristianos fueron asesinados por otros cristianos de diferente denominación. Los mártires ejecutados por los romanos, de alguna manera se lo buscaron al no tolerar las normas paganas existentes y llamar inmorales a todos los demás.

-El satanista-anticristo no tendrá nunca el problema de que lo vituperen por causa de Cristo, más bien debe cuidarse de que los cristianos se venguen de él.

12 Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.

Despues de la vida miserable que le depara al que cumpla con estas bienaventuranzas, el Maestro pretende que ese individuo se goce con tal miseria, esperando que le paguen en el cielo.

-El satanista-anticristo ya posee el mundo, ya lo goza y no tiene que violentar sus propios instintos, además no le interesa imitar a los perdedores profetas bíblicos que vivieron como andrajosos y encima los maltrataron por insultar el poder establecido con su resentimiento, no por santos.

-El satanista-anticristo cobra por adelantado y no hace negocios para cobrar cuando muera.

A la luz de las bienaventuranzas se define perfectamente lo que es un satanista-anticristo, todo lo opuesto a la moral de los vulgares, desposeidos y parias de la tierra, porque su moral es la de los nobles: orgullo, belleza, gallardía, autoafirmación, triunfo, valentía, inteligencia, criterio propio, libre pensamiento, salud, amor propio, auto confianza entre otras cosas.

¿Quién es el anticristo? ¿Quién es el Satanista?

El Satanista-Anticristo en el Sermón del Monte II

El Satanista-Anticristo en el Sermón del Monte III

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada