sábado, 14 de noviembre de 2009

El Satanista- Anticristo en el Sermón del Monte III


Capítulo 6 de Mateo:


Jesús y la limosna:

6:2 Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.
6:3 Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha,
6:4 para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

-El satanista-anticristo no siente culpa si no da lismosna, sólo la dará si le apetece.

Además lo de la limosna se puede llevar al plano de los favores, cuando ayudas a alguien. Nadie hace un favor desinteresado, ni una madre. Una madre es feliz si su hijo es feliz, por lo cual tampoco sus favores son desinteresados.

-El satanista es honesto y sabe que si hace un favor o da limosna por lo menos espera el agradecimiento o el retorno de ese favor pidiendo otro más adelante, no tiene sentido ir por la vida haciendo favores sin recibir nada a cambio. Y que se sepa porque lo olvidado ni agradecido ni pagado. Así que no le importa si su mano derecha se entera de lo que hace su izquierda.

Jesús y el ayuno:

6:16 Cuando ayunéis, no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.
6:17 Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro,
6:18 para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

-El satanista-anticristo en vez de ayunar se da un banquete dedicado a los dioses de manera tántrica con carne, vino, pescado y mientras más fina la comida mejor. No le interesa el ayuno.

Tesoros en el cielo:

6:19 No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan;
6:20 sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan.
6:21 Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

-El satanista-anticristo tiene su corazón puesto en sus tesoros, porque ha luchado por tenerlos y en lo que se averigua si existe el cielo, el o ella cuida muy bien de sus posesiones y la de sus descendientes.

Dios y las riquezas:

6:24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.

-El satanista-anticristo entre estos dos señores elegira el dinero, elegirá a "Belial" en vez de a Jehová, este último le quiere quitar un diezmo, el otro le ofrece más riquezas. De hecho, las iglesias no se llevan mucho de este precepto, porque hace tiempo que sirven más a las riquezas que a su señor.


Capítulo 7 de Mateo:



El juzgar a los demás:

7:1 No juzguéis, para que no seáis juzgados.
7:2 Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido.
7:3 ¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?
7:4 ¿O cómo dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, y he aquí la viga en el ojo tuyo?
7:5 ¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.

-El satanista-anticristo se conoce a sí mismo y se autobserva constantemente, no es un estúpido. Pero no se juzga ni tacha de bueno ni malo nada de lo que hace, sólo hace esto último en base a su propia conveniencia.

Además todos sabemos, y los cristianos más que nadie que los humanos disfrutan juzgando y criticando a los demás, porque les hacen sentirse superiores al que cae en desgracia o comete un error "o pecado".


La oración:

7:7 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.
7:8 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

Hay una gran diferencia entre la magia y la oración. El que ora suplica y ruega, el mago Ordena a las Fuerzas del Universo que le concedan sus deseos.

-el satanista-anticristo siempre preferira la magia antes que la oración sometida a los caprichos de "Dios".

La puerta estrecha:

7:13 Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella;
7:14 porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.

-El satanista-anticristo nunca elegirá un camino de estrecheces y abstinencias para llegar a la vida que ya tiene. Siempre elegirá el camino ancho, el que contiene todo el disfrute y oportunidades de éxito que se pueda conseguir.

Por sus frutos los conoceréis:

7:15 Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.
7:18 No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.

Si los cristianos quieren librarse de los falsos profetas deberían de abandonar las iglesias inmediatamente, porque tienen dos mil años engañándolos y no deben esperar más de ellos más que frutos malos.

-El satanista-anticristo es un libre pensador y siempre tendrá su propio criterio, no debe estarse fijando en que nadie lo engañe a través de sus frutos.

Si el satanita-anticristo entiende que lo engañan será bajo su propia responsabilidad y no le echará la culpa a nadie por tal engaño.

Nunca os conocí:

7:21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.
7:22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?
7:23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

Un final dramático al final de los tiempos cuando millones de borregos se acerquen a Dios, éste les dará la espalda. Como ves, es tan difícil lograr lo que dice este sermón que a lo mejor con todo y esfuerzo el cristiano se verá decepcionado.

-El satanista-anticristo no tendrá estos problemas, porque nunca aplicará este sermón ni por asomo porque sabe que son sólo palabras para domesticar a las mentes vulgares y débiles y que no habrá juicio ni nada por el estilo.

Hasta aquí hemos terminado de comparar al satanista-anticristo con el Sermón del Monte para ilustrar la moral o más bien antimoral de las mentes superiores no domesticadas comparadas a una moral y religión inferior de perdedores y desheredados de la Tierra.

¿Quién es el anticristo? ¿Quién es el Satanista?

El Satanista-Anticristo en el Sermón del Monte I

El Satanista-Anticristo en el Sermón del Monte II

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada